Woman

woman-1

¿Importa si John Lennon escribió Woman para su madre o para su mujer? Una hermosa canción de agradecimiento a quien se le declara amor “now and forever puede –y debería- caberle a todas las mujeres. Y aunque Woman no tiene nombre propiohay centenares de temas que sí lo tienen, desde la más cursi balada hasta la más memorable y poética historia musicalizada. Mujeres reales y mitológicasintensas y frágiles, soñadoras y soñadas, vencedoras y vencidas… No hay mujer a la que el rock no le hubiera declarado su amor, ponderado su lucha, dispensado su engaño, abrazado su alma, llorado su olvido, acariciado sus sueños, dibujado sus penas o bailado con su soledadLa Woman de Lennon puede ser Angie, Roxanne, Suzie Q, Maggie MayAlberta, Michelle, Layla, Eleanor RigbyGloria, Mandy, Vera Célebres y bellas canciones con nombre (y apellido) de mujer.

The Beatles le declaran a Michelle una frase tan simple como eterna (loveyou, I love you, I love you/That’s all I want to say); Europe se despide de Carrie dejando abierta la posibilidad de un futuro reencuentro; James Blunt le habla a Annie – una estrella que no pudo ser– y The Rolling Stones le preguntan a Angie si no es tiempo ya de decir adiós aunque, Angie, I still loveyou.  David Bowie, en una de sus más exitosas canciones, busca una aventura y la encuentra con Blue Jean“una chica de raíces latinas que lo tiene todo” y The Kinks relatan en Lola el encuentro romántico entre un hombre y un travesti que se conocen en una discoteca londinense.

Eric Claptoncon un magistral blues, le confiesa a Alberta no haber tenido otra amante desde su partidaSteve Winwood extraña a Valerie, Toto Rossana (never thought that losing you could ever hurt so bad) y Rod Stewart  expresa los sentimientos de un adolescente enredado con una mujer mayor, Maggie May, a quien le reprocha haberlo usado y destrozarle el corazón: You made a first class fool out of me/ You stole my heart but I loveyou anyway.

Goo Goo Dolls y maravillosa Iris hablan del verdadero amor que encuentra una persona incomprendida e invisible para el mundo; Gilbert O’Sullivan le dedica la dulce Clair a la hija de su productor, una niña con la que solía pasar el tiempo en los descansos de las grabaciones; Boston no quiere esperar toda la vida para declararle su amor a Amanda y la invita “ahora o nunca”– a compartir una vida juntos y The Zutons recuerdan su romance con Valerie, canción de la que Amy Winehouse hizo un memorable y conocido cover. Pero si de versionar se trata, Creedence Clearwater Revival lo hizo magistralmente con Suzie Q (original de Dale Hawkins), nueve minutos de pura psicodelia para una brillante y pegadiza confesión de amor.

Arthur Alexander escribió Anna (Go to him), pero fueron The Beatles los que hicieron populares las palabras de un hombre abandonado y resignado que deja libre a la mujer que ama para que se marche con otro. Simon &Garfunkel llaman a Cecilia –de rodillas, rogando que vengas a casa– alegrándose cuando ella lo ama nuevamente. Para los entendidos, Cecilia no es la mujer que le rompió el corazón, según dice la letra, sino Santa Cecilia, patrona de la música, y el llamado es a la inspiración. Otra vez The Beatles y Eleanor Rigby, que parece que no tuvo una vida tan triste ni murió tan sola porque, aunque Paul McCartney afirmó que se trataba de un personaje ficticio,en los años ochenta se descubrió una lápida con su nombre en el cementerio de St. Peter’s Church, en Liverpool, lugar al que solían ir Paul y John Lennon cuando adolescentes. Eleanor Rigby había muerto en 1939 a los 44 años y quedó inmortalizada, no solamente en una hermosa canción, sino también en la Stanley Street de Liverpool con una estatua y una placa: “Dedicated to all the lonely people.

Veronica cerró los ojos al mundo e Iris se ha ido por un rato. Dos mujeres transformadas en hermosas canciones a partir del amor y el dolor de sus recuerdos. Elvis Costello escribió Veronica -una mujer que alterna pérdidas de memoria con terroríficos momentos de lucidez– inspirado en su abuela que padeció Alzheimer y U2 dedicó Iris (Hold me close) a la madre de Bono, su autor: “Conservo muy pocos recuerdos de mi madre y todos ellos están en la canción”

Las groupies están presentes en Billie Jean, de Michael Jackson (Había un montón de Billie Jeans por ahí, habría dicho recordando las giras de los Jackson 5), en Sally Simpson, la colegiala de la ópera rock Tommy de The Who, y en Ruby Tuesday, de The Rolling Stones, una triste despedida a la chica atrapada en las drogas que termina con un ¿No es triste la vida?Tan triste como el final de Delilah, de Tom Jones, asesinada por un hombre que,“perdido como un esclavo que ningún hombre puede liberar”le clava un cuchillo al saberse engañado. O como Georgia Lee, una niña que apareció muerta en la calle: Why wasn’t God there for Georgia Lee?se pregunta Tom Waits.

Gloria, compuesto por Van Morrison cuando formaba parte de Themes “una de las pocas canciones de rock actualmente tan lasciva como su reputación”. Una pasión adolescente con un ritmo y una fuerza excepcionales y nombre convertido en el deletreo más famoso del rock“And her name is G-L-O-R-I-ALa clásica y hermosa Kayleigh, de Marillion, cuenta sobre un amor perdido con una letra “cargada de altas dosis de lirismo y amargura”Un tema que supuestamente Scott English le dedicó a su perro Brandy, fue tomado por Barry Manilow para hacer Mandy. Transformado el nombre y el ritmo, la ultrafamosa y melancólica balada, todavía vigente a más de 40 años de su lanzamiento, canta el dolor por el amor perdido: never realized how happy youmade me, oh Mandy/And I need you today, oh Mandy.

El amor platónico hacia Suzanne Verdal inspiró a Leonard Cohen a escribir Suzanneun estupendo poema que luego musicalizó. Él diría tiempo después: “Suzanne era la esposa de un amigo… La pareja era tan perfecta que romper aquella relación era un sacrilegio… Un día me invitó a su casa, al lado del río. Y los botes sonaban atracados en el agua, y yo tocaba su cuerpo con mi mente, porque no tenía otra opción posible. Era la única manera de acercarse a ella lo suficiente.

A Roxanne, de The Police, un hombre enamorado le dice: “You don’t have top ut on the red light/Those days are over/You don’t have to sell your body to the night”Y aunque es la más conocida de las prostitutas del rock, Roxanne no es la únicaLana del Rey le canta a Carmen (Only seventeen, but she walks the streets so mean)Billy Joel Roberta (“Oh, Roberta, the night goes slowly/I know you’re workin’ but you must get lonely too”); The Doors a Maggie M’Gill (“People down there really like to get it on”) y The Beatles a Maggie Mae –“Oh, dirty Maggie Mae”– en su versión de una tradicional canción del folklore inglésoriginalmente llamada Maggie May

En NikitaElton John habla del amor de un alemán occidental hacia una guardia del ejército de la Alemania comunista. La historia,  que se ha considerado una descripción de el lado humano de una guerra y de un muro “que traía vergüenzas, desigualdades y represiones” tiene, sin embargo, otro significadoNikita, originalmente un nombre masculino que en algunos lugares se usa para mujer, es una metáfora sobra la libertad, la paz y el respeto que merecen los homosexuales. 

Mujeres mitológicas son Athena, de The Who, canción de un hombre enamorado y el fracaso de su conquista; Rhiannon, de Fleetwood Mac“la canción de la bruja de Gales”, y Lilywhite Lilith y The Lamia, de Genesis, ambas del álbum The lambs lies down on Broadway, que cuenta la historia de Rael y su encuentro (en un mundo poblado de situaciones y seres extraños) con estas figuras de la mitología: Lilith, una anciana ciega que es la única que puede guiarlo para salir detúnel de la noche, y las  Lamias, bellas y graciosas “criaturas reptilianas con pechos de una hermosa mujer” que lo seducen para luego morir devoradas por él.  

Una de las canciones más emotivas de una de las joyas más brillantes de la música  (The Wall), es la Vera de Pink Floyd. Una triste melodía y una letra de conmovedora simpleza para homenajear a Vera Lynn, famosa cantante que durante la Segunda Guerra Mundial creó y participó en un programa radial para entretener y motivar  a las tropas británicas. El tema incluye una frase de la canción más popular de la cantante, We’ll meet again. También magnífica es la Beryl de Mark Knopfler, un tributo a Beryl Bainbridge, una de las más importantes novelistas inglesas que fue candidata en cinco oportunidades al premio Man Booker. En 2011, meses después de su fallecimiento, la dirección del premio le otorgó un Booker especial y a esto hace referencia el tema de Knopfler: Berylwas on another level/When she got her Booker medal/She wasdead in her grave/After all she gave/It’s too late now”.

Laylaprobablemente la más famosa y bella canción de amor, fue escrita por Eric Clapton cuando formaba parte de Derek and the Dominos y tiene una historia tan conocida como increíble. Cuento corto: Clapton, enamorado y rechazado por la mujer de su amigo, escribe la canción que podría ayudarlo a conquistarla. No se equivocó. Pattie Boyd abandonó a su marido, nada menos que George Harrison, se casó con Clapton (el matrimonio duró 10 años) y los músicos mantuvieron su entrañable amistad más allá de Pattie y de todoLa canción, que tuvo una celebrada versión acústica en el MTV Unplugged de Clapton de 1992, es una plegaria desgarradora, un lamento construido sobre un riff de guitarra que está clavado en la memoria colectiva:  Layla, you’ve gotme on my knees/Layla, I’m beggingdarling please.

¿Cuántos otros nombres de mujer son nombres de canciones? Nina (Ed Sheeran), Polly (Nirvana), Amie (Damien Rice), Anya (Deep Purple), Sarah Jane (Bob Dylan), Beth (Kiss), Arabella (Arctic Monkeys), Mary (Kings of Leon), Barbara Ann (The Beach Boys), Irene (Mike Oldfield), Jennifer (Eurythmics), Darlene (Led Zeppelin), Guinnevere (Crosby, Stills & Nash), Cynthia (Bruce Springsteen), Lyla (Oasis), Natalia (Van Morrison), Ophelia (The Band), Gina (Michael Bolton), Daisy Jane (America), Lorelei (Scorpions), Julia (The Beatles), Amy (Green Day) y Lilian (Depeche Mode) son apenasuna muestra de la enorme lista que puede escucharse. Pero no es todo. El rock también ha escrito hermosas historias de mujeres cuyos nombres aparecen en los títulos, aunque no solos. ¿Algunas de las que todo el mundo conoce? Bette Davis eyes (Kim Cranes), Bennie and the jets y Little Jeannie (Elton John), Mustang Sally (versión de ZZ Top), Dear Rosemary (Foo Fighters), Romeo and Juliet (Dire Straits), Sweet Caroline (Neil Diamond), Dani California (Red Hot Chili Peppers), Crazy Mary (Pearl Jam), See Emily play (Pink Floyd), Be my girl, Sally (The Police), Proud Mary (Creedence Clearwater Revival), Me and Sarah Jane (Genesis), Caroline says (Lou Reed), Rosie had everything planned (Supertramp), My Sharona (The Knack), Janie’s got a gun (Aerosmith), Stacy’s mom (Fountains of Wayne), Jamie’s cryin (Van Halen) ypor supuesto, no pueden quedar afuera Dear PrudenceLucy in the sky with diamonds y Polythene Pamtres de los más lindos temas de The Beatles connombre de mujer.

Hay mujeres veneno, mujeres imán/Mujeres consuelo, mujeres puñal/Hay mujeres de fuego/Hay mujeres de hielo/Mujeres fataldice SabinaHasta donde sé, el rock les ha cantado a todas.

woman-2

woman-3

woman-4

woman-5

woman-6

woman-7

woman-8

woman-9

woman-10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *