NZ Secret Santa: la celebración nacional del amigo secreto en Nueva Zelanda

Los regalos navideños tienen el sentido simbólico de mostrar preocupación e interés por el otro, a través de un obsequio que vuelva visible al otro, a la vez de constituir una declaración de buenos deseos

 

La Navidad está asociada a regalos. Con Papá Noel o Santa Claus o el Viejo Pascuero, como queramos llamarlo, y su generosidad extrema en querer entregar regalos a diestra y siniestra por todo el mundo. Una sana costumbre para el comercio y muy nociva para las economías familiares. Como sucede con las vacaciones, celebración que nos acompañará en cuotas todo el año. Claro que esto no fue siempre así. Se lo debemos a nuestros amigos  estadounidenses, como no, que ya hacia mitad del siglo XIX daban pie a este tinte algo pagano que fue tomando una celebración religiosa. Y como no con la famosa campaña de la Coca Cola de la década de 1930 que incorpora al Papá Noel gordo y rubicundo, enfundado en traje rojo invernal.

Pero la verdadera génesis de esta costumbre de entregar regalos se remonta a la Roma clásica, y la celebración de la fiesta de Saturnalia, que tenía lugar entre el 17 y 24 de diciembre. Saturno era el dios de la agricultura, y mediante grandes banquetes se le honraba, en los cuáles se tenía la costumbre de intercambiar regalos. Éstos consistían en arreglos de ramas de laurel (símbolo de buena suerte),  muñecos de arcilla para los niños, y otros de más valor, según el poder adquisitivo. Los regalos en estas fiestas tenían relación con la transición a un nuevo año. Una intención de buenos deseos para un nuevo ciclo que se iniciaba.



La celebración navideña, con intercambio de presentes incluido, es una fiesta familiar. Pero los últimos años ha tomado mucha fuerza la celebración en otros núcleos, especialmente el laboral. Aquí se ha vuelto muy popular una costumbre que se llama ‘el amigo secreto’. O ‘el amigo invisible’, dependiendo del lugar geográfico.  La modalidad es que mediante un sorteo al azar cada uno de los participantes saca el nombre de quien le toca de amigo secreto (nombre que no puede revelar), y le compra un presente, cuyo monto ha sido acordado previamente. En las fiestas los presentes son repartidos, y así a cada quien le toca recibir su regalo. Siguiendo la tradición original de estas fiestas, constituye un símbolo de buenos deseos para el año que se avecina. El valor de la acción no se concentra en el regalo en sí, sino en la intención de concentrarse en obsequiar el regalo justo a la persona precisa.

Nueva Zelanda tiene su propia versión del amigo secreto, pero jugado a nivel país. Por medio de una cuenta de Twitter llamada New Zelan Secret Santa se organiza esta celebración,  en la cual puede participar cualquier ciudadano del país. Este año se incluye a la primera ministra Jacinda Arden, quien ha escrito en su tuit “es posible que hayas notado que normalmente no tuiteo  (simplemente acecho), pero como una ridícula amante de la Navidad, no podía perder la oportunidad de unirme al movimiento @nzsecretsanta”.

Se da la posibilidad que entre el 6 y el 22 de noviembre la gente se registre, y el sistema le asigna un amigo secreto a quien le debe regalar algo. La fecha tope para enviar el regalo es el 10 de diciembre, el cuál es gestionado a través de un almacén especial, que los distribuye. El objetivo es que los ciudadanos salgan de su individualismo invitándolos a hacerse parte de la comunidad, a conocer a sus prójimos.  Así se invita a que los participantes investiguen a través de las cuentas de twitter la historia de vida, las costumbres, los gustos de quien es su amigo secreto. Llaman a hacer un regalo significativo, con gusto, personalidad y sentido.

“La idea final es que los participantes compartan en foto o video el momento en el que reciben y abren su regalo, y envíen un mensaje de agradecimiento a su “santa invisible” a través de la comunidad de Twitter que se formó en torno al proyecto”, afirman los organizadores.

 



 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *