Médico “boliviano de oro” devuelve proyectil a la Policía

 

por Juan Carlos Guzmán Salinas
Ese caballero es un médico con especialidad, socio propietario de una clínica privada, con la vida holgada y en edad de gozar de sus logros y rentas. Fue elegido “boliviano de oro”. Personalmente, fui testigo de sus estudios, sacrificios y luchas, compartiendo de puro amigo metiche sus actividades, desde una huelga de hambre contra la dictadura de García Meza encabezada por los universitarios en la Iglesia Corazón de María a principios de los 80’s, hasta las interminables noches memorizando “macro” y “micro”. Ese doctor es la imagen del valor y el hastío… Porque sabe que no se trata sólo de criminalizar las profesiones, sino de que los pacientes saldrán perdiendo, pues ya los atenderemos con desconfianza y desdén. Ése hombre puso como titular de foto: “¡No tenemos miedo, carajo!”. Ese cirujano arriesga la mano que opera y cura para devolver el proyectil del cobarde esbirro que representa la opresión del autoritarismo. Ese es un médico boliviano que no mezquina su sangre cuando se la piden… Qué orgullo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *