Las canciones escuchadas

piedralibredoc2

No creo que todo tiempo pasado fue mejor, creo -o quiero creer- que lo mejor está siempre por venir. Pero también soy hija de mi tiempo, y siento nostalgia del romance y el pudor de la época de mi juventud, que se reflejaba hasta en las canciones. Los jóvenes de entonces probablemente sentíamos la misma ebullición de hormonas que los de ahora, pero lo expresábamos de manera mas sutil. Se insinuaba, se dejaba volar a la imaginación.

Recuerdo las canciones de Luis Miguel: No sé tú/Pero yo no dejo de pensar/Ni un minuto me logro despojar/De tus besos, tus abrazos/De lo bien que la pasamos la otra vez/No sé tú/Pero yo quisiera repetir/El cansancio que mi hiciste sentir/Con la noche que me diste/Y el momento que con besos construiste/No sé tú/Pero yo te he comenzado a extrañar.

Y las de Juan Luis Guerra: Quisiera ser un pez/Para tocar mi nariz en tu pecera/Y hacer burbujas de amor por dondequiera/Pasar la noche en vela/Mojado en ti/Un pez para bordar de cayenas tu cintura/Y hacer burbujas de amor bajo la luna/Saciar esta locura/Mojado en ti.

El colmo de la osadía era “Devórame otra vez”, de Azúcar Moreno: Ven devórame otra vez/Ven devórame otra vez/Que la boca me sabe a tu cuerpo/Desesperan mis ganas por ti.

En cambio ahora, el lenguaje de las canciones es increíblemente grosero. El contenido no es romántico, ni siquiera erótico, sino sexual, explícito, machista y plagado de prejuicios e insultos hacia las mujeres, especialmente el reguetón. No me había dado cuenta del nivel de vulgaridad porque ni siquiera el ritmo me gusta, así que tras que escucho “la bulla”, cambio. Pero el otro día hubo una fiestita de cumpleaños en mi barrio, justo cuando yo intentaba dormir siesta. Y ahí, obligada a sufrir el musicón a todo volumen, presté atención a la letra de las canciones. Me dieron ganas de irrumpir en el festejo para preguntarles a las madres si se daban cuenta de lo que sus retoños estaban escuchando. Extrañé a Xuxa.

No puedo copiar aquí las letras porque son irreproducibles, así que si ustedes quieren escandalizarse por su cuenta, aquí les paso algunos títulos (no todos, porque hay muchos que hasta el título es xxx): El Taxi (Pitbull), La Dura (Jacob Forever), Las 50 sombras de Austin (Arcangel), Pelearnos un ratico (Divan), Perra arrabalera (Molotov), Pipiclina (Palomino & Daniel), En la Cama (Nicky Jam Ft. Daddy Yankee).

Lo estragos que hará en la psiquis de los niños y adolescentes escuchar esas cosas mañana, tarde y noche, sin que nadie les diga que eso no es música, sino el ruido que hacen el machismo y la ignorancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *