El español es el segundo idioma más hablado por la humanidad

Parece que los hispano hablantes padecemos de un cierto complejo con respecto a nuestra lengua materna, lo que nos impide apreciar su potencial como base de comunicación de una red mundial. El camino debiera ser aprovechar su riqueza en lugar de rendirnos al alcance de idiomas que parecen ir en retroceso

 

Se ha vuelto un uso normal que las sociedades hispano hablantes, especialmente en la educación de sus élites, potencien la enseñanza del inglés, en busca de entregar armas para la integración a una comunidad anglo parlante. En muchos casos el énfasis puesto en esta enseñanza, con materias generales pasadas en ingles, causan un detrimento en la experticia en el manejo del español nativo. Se da la paradoja que muchos jóvenes terminan expresándose mucho mejor en la lengua de Shakespeare que en la de Cervantes. Bajo el supuesto, visto desde nuestra distorsionada esquina del mundo,  que la comunidad internacional se entiende en inglés, cuando las duras cifras nos dicen lo contrario.

El Instituto Cervantes es una institución pública creada por el gobierno español, cuyo objetivo es promover el estudio, uso y la promoción del español a nivel planetario. Según los datos de un estudio elaborado por este centro en 2015, la realidad dista bastante de lo que nos indica nuestra intuición provinciana, y más bien apuntan en la dirección contraria. El español se consolida como la segunda lengua materna, tras el chino mandarín, y, al contrario de ésta, tiende al crecimiento. Para esa fecha el 6,7% de la población mundial era hispanohablante, la no despreciable cifra de 470 millones de individuos.  Y la tendencia es que para el 2030 se incremente a 7,5%, siendo que el chino mandarín como el inglés van a la baja. Según las proyecciones de los especialistas dentro de tres o cuatro generaciones el 10% de los habitantes del mundo se entenderán en español.

 

 

En las redes sociales, un dato muy importante para el hiperconectado mundo contemporáneo, el español constituye la tercera lengua más utilizada, por detrás del chino mandarín y el inglés. Pero en las redes más populares, como Facebook y Twitter, se erige como el segundo idioma.  Lo sorprendente ha sido el crecimiento entre los años 2000 al 2015, que alcanza la cifra de 1.100%.

Para tener una actitud  más allá de la mera reflexión, sobre todo si consideramos que la forma de comunicación condensada y acelerada a través de los medios electrónicos, así como la irrupción de los modismos locales, generan usos geográficos y generacionales que pueden determinar que el idioma común sea una simple utopía.

 

Para leer más:

http://cvc.cervantes.es/Lengua/anuario/anuario_15/informes/p01.htm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *