EL NO CIUDADANO

Si los cálculos del Gobierno eran lograr un cambio de la CPE para permitir la prohibida opción de repostular al Presidente Evo Morales y su Vice en una cuarta elección a los mismos cargos el año 2020, la ambiciosa tarea de llevar adelante el referéndum popular que aceptara esta inédita propuesta, fue un boomerang de dimensiones insospechadas.
Ningún analista había previsto entre los resultados, lo sucedido el 21 de febrero luego de una masiva concurrencia del electo- rado a de nir el Sí o el No a la pregunta planteada.
Ningún líder opositor fue coreado por la mayoría que, según el informe o cial del Tribunal Electoral Plurinacional, obtuvo el 51,3% a favor de mantener la alternabilidad garantizada con una elección y una reelección en la Constitución Política del Estado.
Varios movimientos espontáneos, surgidos especialmente de la población joven del país, iniciaron campañas dispersas y diversas manifestando sus propias razones para rechazar la posibilidad de que ambas autoridades en ejercicio de sus mandatos, vuelvan a presentarse dentro de casi cuatro años a elecciones.
Las voces de los habituales opositores fueron superadas por nuevas voces, defendiendo su derecho al futuro en un embate sin precedentes desde las redes sociales, acompañadas por pequeñas campañas territoriales, fundamentalmente basadas en el esfuerzo personal de activistas desconocidos para el mundo político tradicional.
Los errores del Gobierno fueron sumándose uno tras otro, a partir del autoritario encasillamiento e identi cación del adversario tras las guras de partidos políticos del pasado, lo que generó la respuesta indignada de miles que no rechazan a Evo Morales sino a la reelección inde nida. El punto nal de in exión fue la denuncia de la existencia de posible trá co de in uencias del mandatario, a raíz de su relación familiar y la existencia de un hijo desconocido, en contratos gestionados por la empresa china CAMCE, las contradicciones y el engaño, que pusieron en duda la credibilidad (y la dañaron seriamente) del Presidente inhabilitado para el 2020. PL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *