20 historias de amor y algunas canciones desesperadas

Lou Reed

No siempre el amor es más fuerte y no existen historias de amor con finales felices. En el mejor de los casos, las parejas se acompañan “hasta que la muerte los separe” la muerte, me parece, es la manera más triste de terminar con un amor

En el mundo de la música, como en todo el mundo, encontramos amores dulces y amargos, jóvenes y maduros, apacibles y tormentosos, breves y duraderos, comunes y excepcionales… Aquí hacemos un brevísimo recorrido por algunas de las más conocidas historias de amor entre músicos que no sólo compartieron el oficio, sino que formaron parte de la misma banda o tuvieron participación en presentaciones, grabaciones y otros proyectos individuales de sus parejas

Win Butler y Regine Chassagne se conocieron en una muestra de arte en el año 2000. Él la escuchó cantar jazz e, inmediatamente la invitó a formar parte de su grupo, la indie rock band canadiense Arcade Fire. 3 años después, consolidados como banda, grabaron su primer disco y se casaron. Los siguientes años afianzaron la pareja y al grupo, que se hizo de numerosos premios y sigue cuesta arriba, mientras Win y Regine disfrutan de su único hijo (a punto de cumplir 2 años) y se muestran tan enamorados como la crítica y el público lo están de ellos. 

Sean Lennon y Charlotte Kemp Muhl iniciaron una relación sentimental se extendió a lo laboral y que, después de 8 años, sigue trabajando en diferentes proyectos musicales, entre los que  sobresale GOSTT (Ghost of a Saber Tooth Tiger), la banda que lideran y tiene excelente apoyo de críticos y público. La pareja afirma complementarse perfectamente admirar el talento y la generosidad del otro.

The White Stripes fue formado en 1997 por Jack y Meg Whiteun joven matrimonio que se disolvió dos años más tarde, pero que mantuvo activhasta 2011 al dúo más cool del rock”Él tomó el apellido de ella, solían presentarse como hermanos y, para seguir alimentando su fama de pareja excéntricaMegfue dama de honor en el posterior casamiento de Jack con la  modelo Karen Elson

Fred Patti Smith. Fred y Patti fueron una de las parejas más queridas del ambiente y, siendo ambos Smith de nacimiento, no necesitaron tomar el apellido del otro“Es la razón por la que me casé con él”, bromeaba Patti. La intensa conexión entre ellos comenzó una noche de 1976 –que quedó reflejada en la canción 25th Floor y ambos abandonaron a sus respectivas parejas para irse a vivir juntos4 años después se casaron, Patti hizo una larga pausa en su carrera musical para dedicarse a su marido y a los dos hijos que tuvieron y, cuando estuvo lista para volver, lo hizo con un álbum producido y acompañado por la guitarra de Fred. 18 años después de aquella mágica noche que terminó en el piso 25Fred murió de un infartoPatti seguía a su lado.

Elvis Costello llevaba 10 años de casado cuando, en 1985, produjo el álbum Rumsodomy and the lash de The Pogues, banda en la que Cait O’Riordantocaba el bajo. Elvis abandonó a su mujer, Cait abandonó a su grupo, se casaron, grabaron un par de álbumes juntos y se separaron después de 17 años. Al año siguienteen 2003, Costello se casó con la increíble jazz singerDiana Krall, tuvieron mellizos y él colabora ocasionalmente en las composiciones musicales de ella. Costello reflejó su historia de amor/desamor en North, un “perfecto y rarísimo disco de amor al revés”, que comienza con su ruptura con Cait y termina con  su enamoramiento de Diana. “El adiós de un amor y el hola de otro… North empieza con un final y termina con un principio”.La primer canción es You left me in the dark y la última I’m in the mood againEn el medio aparecen títulos como You turned to meFallenStill y Let me tell you about her¿Hace falta agregar algo más? 

Tom Waits vio a Kathleen Brennan por primera vez en una fiesta en Hollywood. 4 meses después coincidieron bajo las órdenes de Francis Ford Coppola: él componía la banda sonora de la película One from the heart (que le valió una nominación al Oscar) y ella era analista de guiones. “Fue amor a segunda vista”, dice Waits y hoy, después de 35 años de casados, nadie lo duda. Tienen 3 hijos y componen juntos la mayoría de las canciones de él, además de colaborarse en otros proyectos artísticos. Waits describió a su mujer como: “Una colaboradora extraordinaria… Está fuera de este mundo. Es atrevida, ingeniosa y audaz… Es la nación en la que vivo”Además, le cantó suamor en Jersey girl apenas la conoció“You know all my dreams come true/When I’m walking down the street with you/’Cause nothing matters in this whole wide world/When you’re in love with a Jersey girl”.

En 1971, Carly Simon era telonera de Cat Stevens cuando James Taylor la vio sobre el escenario. Ambos tenían ya una carrera, un Grammy y un par de hitsSe casaron en 1972, tuvieron 2 hijos que también son músicos y permanecieron juntos durante casi 11 años. Aunque mantuvieron carreras independientes y exitosas, también escribieron y grabaron a dúo y realizaron innumerables presentaciones juntos. Luego de su separación, dejaron de verse y hablarse (“Diría que nuestra relación es inexistente, aunque no es lo que hubiera querido”, dijo ella en 2004) y lo único que parece acercarlos ahora es su nieto de 7 años. 

Cuando Cher y Bono se conocieron, ella tenía 16 años y él 27. Scasaron en 1964 tuvieron su primer y más famoso éxito en 1965 con el tema I got you babe en el que se cantabanThere ain’t no hill or mountain we can’t climb/ I got you to hold my/I got you to understand/I got you to walk with me/I got you to talk with/I got you to kiss goodnight
I got you to hold me tight/I got you I won’t let go/I got you who loves me so/I got you, babeEn los 70 triunfaron con su propio show televisivo The Sonny &Cher Comedy Hour– hasta su separación en 1975, después de 8 discos y una hija. Ella hizo luego una brillante carrera musical y cinematográfica y él continuó un tiempo en la música hasta que se dedicó a la política. Bono murió a los 62 años en un accidente mientras esquiaba y Cher confesó que nunca había dejado de amarlo. 

Annie Lennox y David Stewart fueron compañeros sentimentales y profesionales durante los 4 años de vida de The Tourist. Cuando la banda se disolvió, y a pesar de haber roto su relación amorosa, decidieron continuar juntos y formaron el consagrado e innovador dúo EurythmicsSu primer disco –-Sweet dreams– estaba lleno de referencias a su ruptura: “Love it’s savage and it’s cruel/And it shines like destruction/Comes in like the flood”, “How can you be so cold/When there’s a fire burning?” “Step away, walk away/All I want is the real thing” o “Well there’s laughter and love/And there’s a lot of pain”. Luego de 10 años y 8 discos, el grupo llegó a su fin, ellos continuaron sus carreras por separado y, en 1999, lanzaron un álbum e hicieron un gira mundial cuya recaudación fue donada a Amnesty International y Greenpeace.

En 1958, una adolescente Annie Mae Bullock se incorporó a la banda de Ike Turner y cambió su nombre por el de Tina Turner. Después fueron el dúo Ike & Tina Turner y, entre grabaciones y conciertos, él ‘amasó una fortuna que dilapidó en ríos de alcohol y montañas de heroína y cocaína’, matizados terriblemente con abusos psíquicos y físicos que ella soportó durante 18 años. Cuando Tina solicitó el divorcio, él la demandó por las pérdidas ocasionadas. La respuesta fue: “Quédate con lo que hice en los últimos 16 años. Yo me llevo mi futuro”. Limpió baños, cantó en cabarets, trabajó en cine y se encontró con David Bowie, que la recomendó a un sello discográfico como una futura superestrellaY el futuro llegó: la enorme Tina Turner curó sus heridas y se consagró como la Reina del Rock, mientras que la historia de alcohol, drogas, violencia y cárcel de Ike finalizó en 2007 con una sobredosis de cocaína.

Kim Gordon y Thurston Moore conformaban una de las parejas más sólidas del rock, tenían una hija adolescente y una banda (Sonic Youth) que crearon en 1980. Tras 27 años de matrimonio, ni la  terapia de pareja pudo ayudarlos a superar las dificultades, cuyo punto central era una nueva relación de Moore que se había iniciado un par de años antes. Kim declaró poco después de la separación“Parecía que teníamos una relación normal en un mundo loco y, de hecho, terminó de una manera bastante normal: con una crisis de mediana edad y una mujer cautivada por la fama de él.

Se dice que son una de las parejas más nobles de la música y, de hecho, DebbieHarry Chris Stein permanecen unidos después de 40 años en los que sus carreras y vidas personales han sufrido altos y bajos. Eran novios cuando formaron Blondie,  banda que fue un ‘referente estético y musical en los 80’, y sobrevivieron a la separación del grupo, las drogas, las irregulares carreras en solitario, las estafas y millonarias deudas que les dejó su managerla ruptura sentimental luego de 12 años, la reunión con nuevo álbum de Blondie y la grave enfermedad autoinmune de SteinMantienen su profunda y leal amistad, siguen tocando juntos y afirman entenderse mejor que nunca y quererse como siempre. 

Paul McCartney y Linda Eastman se casaron en marzo de 1969, 10 meses después de haberse conocido. Él estaba comprometido con su novia de toda la vida y ella estaba divorciada y tenía una hija, pero nada de eso importó: “Todo sucedió en un instanteSe volvieron absolutamente inseparables… Eran como siameses, iban tomados de la mano y no dejaban de mirarse., contó un amigo de la pareja. El final de The Beatles golpeó fuerte a Paul y Linda fue su apoyo para seguir adelanteMaybe I’m amazed at the way you love me all the time/ Maybe I’m amazed at the way I really need you/And maybe you’re the only woman who could ever help me, le cantó Paul poco después de casarseFormaron Wings y una familia (él adoptó a la hija de Linda y tuvieron 3 hijos más) que viajaba siempre junta y se fortalecieron como pareja tras cada contrariedad vivida. El cáncer venció a Linda en 1998, y Paul y sus hijos se refugiaron en su casa de campo inglesaPoco después, él declaró“Siempre pensé que Linda era mi novia… Lo más tremendo de su muerte es que no está para hablar con ella; nunca hablé con nadie como hablaba con ella… Algunos días son terribles y ya nada será igual.

Joan Baez ya era una reconocida figura cuando se cruzó con un jovencito Bob Dylanque daba sus primeros pasos. Ella le abrió las puertas del ambiente folk y contribuyó decisivamente a su despegueDurante 3 años fueron la pareja ideal que compartía amor, escenarios musicales, ideales políticos y militancia por los derechos humanos y la pazÉl terminó robándole protagonismo y, en 1965, Joan se sintió desplazada del universo Dylan, comprendió que era tiempo de retirarse y rehízo su vida y su carrera. Tras la separaciónél le dedicó Most likely you go your way and i’ll go mine con unaletra que levantó polémicaThen time will tell just who fell/And who’s been left behind/When you go your way and I go mine”mediados de los 70, ella recibió unallamada que inspiró una canción (Diamonds & Ruste, inmediatamentetodossupieron quién era el que estaba del otro lado del teléfono: “I’ll be damned/Here comes your ghost again/We both know what memories can bring/They bring diamonds and rust/Yes, I loved you dearly/And if you’re offering me diamonds and rust/I’ve already paid”.

Johnny Cash y June Carter “eran la pareja perfecta, pero les costó más de una década darse cuenta”Una mujer extraordinaria y un hombre excepcional que compartieron casi 40 años de una profunda amistad que derivó en amor, grabaciones, giras interminables, el abismo de las adicciones de él y el valor de ella para ayudarlo en su recuperación, peleas, infidelidades y –finalmente- un “Sí” sobre el escenario que ella no pudo seguir negando después de infinitos pedidos de casamiento. Formaron una gran familia con las hijas de sus anteriores relaciones y un hijo en común y fueron incansables activistas por los derechos civiles, especialmente de los nativos norteamericanos y los presos. En mayo de 2003, June murió al lado de su familia y él dijo“June era mi señal en el camino, me levantaba cuando estaba débil, me animaba cuando me derrumbaba y me amaba cuando estaba solo y me sentía desamparado. Es la mujer más grande que jamás he conocido”Johnny, entonces ya muy enfermomurió 4 meses después de la mujer a la que había escrito en Meet me in heaven“At the end of the journey/When our last song is sung/
Will you meet me in heaven someday?”

Christine Perfect y John McVie se enamoraron en 1968, cuando ella ingresó aFleetwood Mac, y se casaron poco después. En 1975, cuando la banda se reciclóse sumaron Lindsay Buckingham y Stevie Nicks, una pareja que llevaba varios años de relación y que transitaba con altibajos por el mundo de la música. El suceso comercial del primer álbum de esta nueva Fleetwood Mac afectó de tal manera las relaciones de parejaque ambas se separaron en 1976. Las tensiones y hostilidades vividas fueron la materia prima que alimentó el siguiente álbum (Rumours, 1977), un verdadero suceso mundial (más de 40 millones de copias vendidas) y con toda una leyenda creada alrededor de su elaboración. El quinto miembro del grupo, Mick Fleetwood“asistía atónito a las guerras internas: Se estaban escribiendo canciones los unos a los otros y cantándolas en el mismo autobús. No sé cómo podían hacerlo”, contó. Christine escribió You make loving fun, dirigida al hombre con el que estaba saliendo antes de romper definitivamente con John. Stevie escribió Dreams, que expresa sus sentimientos por la ruptura con Lindsey“una especie de oda a lo que tuvieron y perdieron y el disco incluye también Second hand newsNever going back againDon’tstop y don’t want to know. El punto máximo está reservado a Go your own way, en el que Buckingham no tiene inconveniente en cantar su amor que, para entonces, era una combinación de pesar, culpa y resentimiento. No estaba equivocado quien afirmó que escuchar el disco es una experiencia casi voyeuristaEntre compañeros se cantan verdades dolorosas, se dicen mentiras y se revuelven en su dolor”

Pareja excéntrica, rebelde, controversial, polémica y comprometida activista por la paz y los derechos de las minorías, John Lennon Yoko Ono grabaron media docena de discos, sobrevivieron a una separación de tres años, tuvieron un hijo y vivieron su amor a plenitud hasta la muerte de Lennon y más allá. En noviembre de 1966, John visitó la muestra de arte de Yoko, en la Indica Galleryde Londres y sus vidas y la historia de la música cambiaron para siempre“Conocer a Yoko fue como encontrar a tu primera mujer: dejas de ver a tus amigos en el bar, omites todos los partidos de fútbol y no vuelves a jugar ni bolos ni billar… Una vez que la encuentras, los amigos ya no interesan”, dijo Lennon luego de su casamiento en 1969. Días después, Lennon y McCartney grabaron La balada de John y Yoko, cuya letra reflejaba el sentimiento de John acerca de su relación con Yoko y la separación de The Beatles, confirmadaunos meses más tarde: ChristYou know it ain’t easy/ You know how hard it can be/ The way things are going/ They’re going to crucify meY es que YokoOno fue fuertemente rechazada por la prensa y los fans, acusada de ser la culpable de la disolución del grupo y blanco de toda clase de insultosJohn afirmaba que era su gran compañera y su musa inspiradora: “Es mi diosa del amor, ella llena mi vida” y le cantó Woman, del álbum Double Fantasy, publicado días antes de su asesinato: I’m forever in your debtPlease remembermy life is in your hands/ And woman hold me close to your heartHoweverdistant don’t keep us apart/ I love you now and forever. Hace poco, Yoko lo recordó como “mi marido, mi amante, mi amigo, mi hijo y el soldado que luchó a mi lado”.

Lou Reed y Laurie Anderson vivieron un noviazgo eterno y se les notaba en cada entrevista, cada paseo de la mano, cada canción y cada escenario de los muchos que compartieron. Lou murió en octubre de 2013 y Laurie escribió un obituario en el que cuenta que “Murió el domingo por la mañana mirando los árboles y haciendo la famosa posición 21 del Tai Chi con sus manos musicales moviéndose en el aire. Lou era un príncipe y un guerrero y sé que sus canciones sobre el dolor y la belleza en el mundo llenarán a muchas personas con la extraordinaria alegría de vivir que él tenía”. Y firma: “Laurie AndersonSu amante esposa y eterna amiga. Poco después, retrató su vida juntos en un ensayo que, por su enorme belleza, vale la pena reproducir casi completo. Comienza contando su primer encuentro en Munich, en 1992, cómo se fueron conociendo y trabajando juntos y cómo terminaron uniendo sus vidas y casándose (2008) en una ceremonia espontánea e informal en casa de amigos: “Cuando te casas con tu mejor amigo de tantos años, debería existir un nombre diferente que no sea boda”. Y sigue: “Lou y yo tocábamos juntos, nos hicimos amigos y después almas gemelas, viajamos, escuchamos y criticamos el trabajo del otro, estudiamos juntos… Nos inventamos bromas ridículas, dejamos de fumar 20 veces, luchamos, aprendimos a aguantar la respiración bajo el agua, fuimos a África, cantamos ópera en los ascensores, seguimos uno al otro en sus giras… Nos encantaba nuestra vida y nuestros amigos; en todo, lo hicimos lo mejor posible  A veces nos enfadábamos mucho. Pero, incluso enojada, jamás me aburrí. Aprendimos a perdonarnos el uno al otro y, de algún modo, logramos entrelazar nuestras mentes y corazones durante 21 años. Luego de narrar la larga enfermedad y tratamientos médicos de Lou, dice que “llegó lo inevitable” y que“Como meditadores, nos habíamos preparado para este momento… Nunca he visto una expresión tan maravillosa como la de Lou mientras moría Yo sostenía en mis brazos a la persona que más amaba en el mundo y seguimos hablando hasta que murió. No tenía miedo. Yo habría caminado con él hasta el fin del mundo. La vida –tan bella, dolorosa y deslumbrante–  se convierte en algo especial; no hay nada mejor que eso. ¿Y la muerte? Creo que el propósito de la muerte es la liberación del amor… Estoy muy orgullosa de la manera en que vivió y murió, de su increíble poder y de su propia gracia ante la vida. Estoy segura de que vendrá a mí en sueños y que parecerá estar vivo de nuevo. Qué extraño, emocionante y milagroso que nos cambiemos tanto uno al otro y nos amemos a través de nuestras palabras, nuestra música y nuestra vida real”.

Sí, acepto que hay historias de amor se empeñan en negar la afirmación inicial. ¿No será que habrá que creer en el amor eterno y cantar –como en las canchas de fútbol- que “ni la muerte nos va a separar”?  

Annie Lennox y David Stewart

John Lennon y Yoko Ono

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *